Castellar de Santiago, 30 años de apariciones, milagros y profecías de la Virgen

En el catolicismo, las apariciones marianas son las manifestaciones de la Virgen María ante una o más personas, en un lugar y tiempo histórico determinado. Algunas de estas apariciones han sido reconocidas por la Iglesia católica, pero no todas.

En el caso de las apariciones de Castellar de Santiago, en la provincia de Ciudad Real, después de que hayan pasado más de 30 años desde la primera aparición y de que aún se sigan dando, la Iglesia sigue sin establecer una comisión de investigación para determinar la naturaleza de estos fenómenos pese a que cuentan con muchos de los elementos presentes en las apariciones marianas: una fuente de agua sanadora, milagros del sol, mensajes y profecías dadas por la Virgen María, sensación de inmensa paz en los presentes, cambios meteorológicos muy concretos en el lugar y momento de la aparición…

La primera aparición en Castellar de Santiago

Era el 1 de enero de 1990 cuando Ignacio Castellanos, que contaba con la edad de 15 años, contempló por primera vez a la Virgen María. Era un chico alegre, inquieto y algo travieso. Por aquel entonces Ignacio aparentaba menos edad, como si tan sólo tuviera 12 años de edad. De su perfil sorprende su temprana vocación religiosa. Asistía a misa los domingos, rezaba a menudo y su deseo era ir al seminario para en un futuro convertirse sacerdote pero las apariciones que sucedieron después (siendo él el único vidente del fenómeno) le ataron para siempre a su pueblo: Castellar de Santiago.

La primera aparición sucedió en domingo. Había pasado por casa, se había cambiado de ropa y había salido a jugar con los amigos. Solían jugar “a cazar culebrillas” y a “los cacharrillos de barro” que lanzaban y rompían contra el suelo. Caminó hasta las afueras del pueblo, bajó un pequeño montículo pero no vio a ningún amigo para poder jugar. Se quedó allí un rato jugueteando él sólo cuando de pronto notó que el viento soplaba pero había unos juncos que no se movían. Se acercó extrañado hasta los juncos, no podía creer lo que estaba viendo. En ese momento, la luz cambió. Ignacio relata que la luz solar se rebajó y cambió hacia una tonalidad azulada.

Después notó un segundo haz de luz. Y de repente, delante de él, Jesús Crucificado y la Virgen María vestida de blanco que le decía: “Mira mi hijo como derrama sangre, tiene espinas clavadas por los ingratos”. Y desapareció. Aquella primera visión fue como si viera una postal, comenta Ignacio. Después, se le apareció de nuevo la Virgen, esta vez como una figura femenina no muy alta, con un manto azul y una túnica blanca, un rosario y un crucifijo. Abre los brazos, le mira y le sonríe. Está sobre una nube radiante. Desaparece de nuevo. A él, lejos de asustarse por lo acontecido, la aparición le llena de gran paz y alegría.

La noticia de la primera aparición vuela

Volvió a su casa bastante pálido. Su madre le preguntó si le había pasado algo pero él no fue capaz de relatar lo que le había sucedido. Se quedó en su cuarto toda la tarde, meditando sobre lo que le había pasado. Decidió no contárselo a la familia. Fue en clase y pasados unos días cuando sintió la necesidad de compartir la experiencia con alguien y se lo contó a su compañera. Al final la noticia salió a la luz y acabó extendiéndose por la comarca. En un primer momento hubo más gente de fuera que supo de esta aparición que los vecinos del propio pueblo.

Ignacio visitaba todas las tardes el lugar de la aparición pero no sucedía nada. Un día, estando en su casa sintió la necesidad de ir de nuevo a ese lugar. Vio a la Virgen de nuevo que le dijo: “Sigue rezando. Haz penitencia y sacrificio. Vete a la fuente y lávate”. Pero él no veía ninguna fuente. La Señora señaló al suelo con su dedo y él escarbó en la arena y brotó agua. “Este agua es para ti. No te prometo hacerte feliz en esta vida, pero sí en el cielo”.

Al día siguiente volvió con alguna botella que rellenó con el agua que manaba de la fuente. Se la ofreció a su hermana que la había salido un eccema en la piel y al día siguiente el eccema desapareció. Un amigo que también se había hecho daño en un tobillo también tomó agua de la fuente y se curó.

La aparición del 13 de mayo y primer milagro del sol

Las apariciones se sucedían. Incluso la Virgen le había anunciado a Ignacio cuando sería la siguiente manifestación por lo que pudo avisar a la gente del pueblo y la noticia se extendió nuevamente. En esta ocasión, llegaron los primeros curiosos y creyentes deseosos de presenciar el fenómeno.

El 13 de mayo se apareció la Virgen como había prometido y según cuenta Ignacio, aquel día sucedió de todo. Estaba lloviendo muchísimo pero en el lugar de la aparición no cayó ni una gota. Como si un manto los protegiese de la lluvia. Él estuvo de rodillas durante muchísimo tiempo sobre las rocas y sin embargo en sus rodillas no encontró ninguna marca después.

Aparición de la Virgen en Castellar de Santiago

Tanto Ignacio como los presentes pudieron contemplar como el sol irradiaba diferentes colores. En un momento dado, el sol se dividió en 8 esferas y volvía a unirse, así en varias ocasiones.

El agua de la fuente, pese a brotar del mismo suelo no sabía a barro. Podían beberla y no tenía ningún sabor ni granito de arena.

Los cardos, juncos y otras hierbas del campo no se movían en el lugar de la aparición pese a que alrededor corría el viento y llovía.

La aparición del 31 de mayo y el milagro del sol y las luces de colores

De nuevo volvió a aparecerse la Señora. Esta vez con un gran milagro del sol. No llevaban gafas pero aún así podían mirar al sol y no hacerse daño. Del sol salió un gran haz de luz que se convirtió en una placa que según relata Ignacio era opaca y cambiaba de luz. La luz se veía como rebajada. A continuación pudo verse un arco alrededor del sol.

Era un disco que emitía haces de luces de colores y la gente que estaba presente se veían en diferentes colores unos a otros (azul, rosa, amarillo y rojo).

Este extraño fenómeno pudo verse durante dos horas y a kilómetros de distancia. Hay testimonios de localidades vecinas que vieron los haces de luces y la placa opaca en el cielo cambiando de color.

milagro del sol en Castellar de Santiago - apariciones de la virgen

Un tiempo sin apariciones

Ignacio deja de contemplar a la Virgen. Se siente triste y apenado ya que cómo el cuenta la Virgen le habla como si fuera una madre, siempre cariñosa. Pasan dos años hasta que el 11 de febrero de 1992 vuelve a sentir la necesidad de acudir al lugar de las apariciones y la Señora se le vuelve a aparecer.

Esta vez puede ver que la Virgen emana un inmenso haz de luz, como un camino que ella utiliza para descender y ascender al cielo.

La Virgen pide que lleven objetos

El primer sábado de mayo de 2005 pide a Ignacio que los que le acompañen lleven objetos que tocará y besará para que queden bendecidos, al igual que ocurre en otras apariciones como en Garabandal (Cantabria).

Las apariciones se fueron volviendo más esporádicas y en fechas señaladas. 13 de mayo, 11 de febrero y 8 de diciembre. Unos días antes se aparecía la Virgen a Ignacio para avisarle de que se manifestaría también para los acompañantes.

Los fenómenos extraños seguían produciéndose en dichas apariciones en la que había testigos. Aunque Ignacio es el único que puede ver y escuchar los mensajes de la Virgen.

El 13 de mayo de 2020, última aparición de la Virgen en fechas señaladas

La Virgen promete a Ignacio volver a aparecerse en Castellar de Santiago pero ya no en fechas señaladas. Ya que según le dice la Virgen los mensajes ya están dados y los secretos ya han sido dichos.

Apariciones en Castellar de Santiago - cambios en el sol

El 13 de mayo de 2020 las personas que acompañaban a Ignacio vieron una silueta y tomaron fotografías en las que después pudo verse dicha silueta. También olieron el característico “olor a rosas” vínculado a las apariciones marianas, la luz más tenue y una brisa fresca justo antes de la aparición.

Los mensajes de la Virgen

A lo largo de todos estos años, la Virgen ha ido dando a Ignacio numerosos mensajes. Algunos personales dirigidos en exclusiva para él y otros para que él hiciera públicos. Suelen ser mensajes que dice de viva voz cuando termina la aparición y que después transcribe y se comparte por WhatsApp.

Lleva registro de los mensajes que están recogidos en un documento al que espero poder tener acceso para seguir escribiendo y dando a conocer este apasionante y desconocido fenómeno.

Este mensaje es uno de los mensajes más recientes y últimos mensajes dados por la Virgen:

7 de Noviembre 2020
Era primer sábado de mes y había gente de fuera; rezando el rosario conmigo. Terminamos el Rosario y todo como siempre. La Señora dijo: “vete a la fuente, bebé y lávate”; baje y así lo hice. Al ponerme de pie, Ella dijo. “Ve y toca con tu Rosario la Adelfa, la toque y dijo ahora el otro arbolillo”, entendí que era otro que hay más adelante. Ella, dijo: “No, es el otro tronco de la adelfa”. Después te diré. Volví a donde siempre y continúo hablando. “Es hora de que digas lo que te dije en su tiempo y que guardarás silencio. Ya dije que de este tema no hablaría más. Cuenta lo que queda y ya no diré más sobre ello. Mi venida es más para santificar este lugar y derramar gracias”.
“Todo esto durará el tiempo que quieran, hasta poner las leyes que quieran; Unas leyes en contra de Dios. El culto será prohibido y un Dios prohibido por eso os venía diciendo, que os mantuvierais en la fe. Yo no soy de ninguno (entendí, de algún partido) pero soy de todos, pues soy madre de todos”. Le dije, esto puedo decirlo, “si puedes decirlo”. Por eso hace tiempo que os venía diciendo que os mantuvierais en la fe, porque será lo único vuestro que tengáis.
Pronto la espada caerá y se dividirá el Norte y el Sur, el odio, las familias se dividirán, hermano contra hermano, el odio que hay oculto, saldrá y la sangre correrá. Rezar el rosario y uníos a mi inmaculado corazón misericordioso, pues tendréis mucho que sufrir”.

La Señora, abrió los brazos y mostró su corazón, en este lugar, cada día se sentirá más paz y fe; porqué mi amor siempre estará y permanecerá. Lo que tú me decías, que sintiera la gente, un poquitín, de lo que sientes, al verme, eso será lo que se sienta. Quiero que extiendas está devoción, porque el Hombre necesitará de ella, por lo que viene y lo venidero. El agua, seguirá curando y aliviando el dolor, de las naciones. En estos momentos, está ocurriendo un prodigio. El Sol, que ya estaba oculto, se hizo grande y como si fuese la mitad del Sol, empezó a dar vueltas y ponerse de colores, hubo gente que no lo vio y yo vi un poquito, nada más, pues estaba hablando con la Señora. “Ahora dejo mi olor”, y empezó a oler, a rosas y cada vez más intenso. “El día de la Inmaculada Concepción, como te dije en otra ocasión, quiero que bajes a rezar el Rosario, a la hora que yo me aparecía antes, sobre la una, no me verás pero se notará mi presencia”. Le dije, y lo de la Adelfa para que es, “El tronco que era para el pueblo, es para el pueblo, el otro es para la gente, de fuera. Que cojan ramas y las pongan en sus casas, como señal de mi bendición y protección. Una vez que se seque, pueden hacer lo que quieran con ellas”. Di también que los que creen en lo que ocurre aquí y vienen, no les atacará el virus y si es así, no morirán de ello. Se irá sabiendo la tela de araña, de todo esto. Le dije, puedes besar mi rosario, sonrió y dijo , “Primero la cruz que tienes en tu bolsillo”, la beso y me dijo que la diera a igual que el Rosario, que llevaba. La Señora, bajo hasta la piedras y me dijo, “Hijo mío, si quieres puedes besarme los pies”, le dije, no, eso no. Ella: “¿quieres algo más?”, no, quiero nada más. ”
“Como no quieres besarme los pies y no quieres nada más, yo si quiero dar, quieres que bese objetos”, yo le dijes, eso, si para todos. Que cada uno te de algún objeto. Entre mi brazo y el regazo, tenía un montón de cosas, le dije, parece que van ha venir los reyes, yo no sé de quién es cada cosa. Sonriente, me dijo, “No te preocupes yo te indicaré y le dirás algo”. Y así fue, cuando termine Ella se fue elevando y en dirección por donde siempre, pero me dijo, te espero el día uno (enero) para ti solo. Esto no quiere decir que la gente no se pueda acercar.

Las profecías de la Virgen

No todos los mensajes son positivos. En algunos de ellos la Virgen profetiza una crisis económica muy grande en España, una guerra con Rusia, un cisma en la Iglesia Católica, una plaga de Langostas que se comerán los olivos y tiempos de grandes tribulaciones.

Sin embargo, la Virgen ha anunciado que quienes crean en ella y oren no se verán afectados por el virus SARS-Cov2. Que por cierto ella anunció que vendría y que se descubriría que había sido un error de China.

Así mismo, la Señora ha pedido que se construya allí una capilla para la oración. Es el lugar elegido para que reine su Inmaculado Corazón Misericordioso. Esa es su advocación.

Según lo profetizado en los mensajes de la Virgen, en tiempos de tribulación, será un lugar al que acudirán miles de personas a orar, beber de sus aguas y se obrarán milagros. Será un lugar de especial protección para los que acudan a él y aunque ahora es un paraje inóspito y seco, se convertirá en un gran lugar de peregrinación como lo son Fátima (Portugal) o Lourdes (Francia), actualmente.

¿Es un lugar telúrico?

Las apariciones de Castellar de Santiago son, junto a las apariciones de Prado Nuevo (Madrid) y el Monte Umbe (Bilbao), las únicas apariciones marianass que se dan en la península Ibérica en la actualidad. Sólo por eso, Castellar de Santiago debería ser un lugar clave a investigar por parte de la Iglesia Católica como por todas aquellas personas interesadas en la radiestesia y la energía telúrica y del misterio en general.

Desconozco si es un lugar telúrico activo o no, ya que no he podido visitarlo personalmente, pero es muy probable que así lo sea. Según Carlos Pellón, radiestesista al que entrevisté anteriormente (puedes ver la entrevista aquí) los lugares con apariciones marianas son lugares telúricos activos. Esto quiere decir que se dan una serie de elementos (composición de la roca, afluentes de agua que se cruzan en perpendicular, etc) que permiten que este tipo de fenómenos puedan darse en esos lugares y no en otros.

 

 

Leave a comment